1 sept. 2010

Hong Kong Island - China en chino - Parte XI (Cortito para Cuc)



No hago mucho en los tres días que paso en Hong Kong. Creo que estoy un poco reticente a moverme más de la cuenta en China. Y cansada, claro. Cansada porque hace 5 meses que viajo. Cansada porque hace 5 meses que armo y desarmo mi mochila. Cansada porque hace 5 meses que me voy a duchar con mis bolsitas. Cansada porque hace 5 meses que me ducho en baños incómodos que no tienen ganchos ni estantes. Cansada porque hace 5 meses que termino de ducharme y vuelvo a la habitación con mis bolsitas. Cansada porque hace 5 meses que termino de ducharme y cuelgo mi toalla en el borde de una cama distinta. Cansada porque China ME AGOTA.

Recorro la Avenue of Stars, una especie de Hollywood Walk of Fame en Puerto Madero. Llena de manos de artistas chinos. Y saco millones de fotos de la bahía y de los rascacielos que tengo enfrente. Camino por Kowloon de día y de noche. Kowloon es la península, enfrente está la isla de Hong Kong. La mansión deprimente en la que me hospedo está en pleno Kowloon. En Nathan Road, su avenida principal. Visito el Museo de Ciencia y el Museo de Historia. Básicamente porque los miércoles son gratis. Y porque a pesar de que no tengo paciencia para museos me da curiosidad saber qué hay adentro de los museos en Hong Kong. Y cuando quiero cruzar a Hong Kong Island para recorrerla y tomar el Peak Tram desciendo en busca del metro.

Una vez en la estación, enorme, llena de gente que va y viene, no entiendo nada. Como siempre. Y me doy cuenta de que estoy un poco inquieta, como asustada, lista para que mi salida sea complicada, como TODO desde que llegué a China. Deambulo un poco, buscando algo sin saber bien qué. Ni siquiera estoy segura de poder cruzar a Hong Kong desde esta estación. Finalmente, me enfrento a una máquina expendedora de tickets. Me pide - en inglés - que señale con mi dedo la estación a la quiero ir. Admiralty. 8.50 HKD. Coins, only coins. Por suerte, tengo. Pago. Me da el ticket. Pregunto en un 7 ELEVEN y me señalan para dónde ir. Antes de meter el ticket en la ranura le pregunto a otra china. Quiero estar segura de lo que voy a hacer. Sí. Está de acuerdo con la china del 7 ELEVEN. Entonces dejo que la ranura se chupe el ticket. Sale por otra ranura, lo agarro y paso por el molinete. Sigo derecho esperando alguna entrada, llego a otro molinete, dudo un poco y meto el ticket otra vez. Esta vez no sale por ninguna ranura. Atravieso el molinete. Y me resulta raro viajar sin ticket en la mano. Miro alrededor. Sólo EXITs. Sí, entré y salí sin tomar ningún metro en el medio. QUÉ PELOTUDA! Bueno, parece que para recorrer Hong Kong Island voy a tener que pagar otro ticket, ¿no? Mientras lo hago pienso que estoy en Hong Kong. Que es un metro en Hong Kong. Que no es más que un metro en Londres o en París. Que no tengo porqué temblar cuando lo encaro. Que tiene que ser fácil... ¿Fácil? Paso la tarde perdida en Hong Kong Island. Mi mapa es malo. Muy malo. Y cada tanto diluvia. Cuando vuelvo a Kowloon ceno en Mc Donald´s. Ya es la sexta o séptima vez. Consecutiva. Quiero noodles, quiero volver a China, quiero jugar con los palillos otra vez...

Hong Kong, 20 de agosto de 2010.

4 comentarios:

  1. Si aún no te has ido, debes ir a visitar la calle del mercado de peces, el mercado de flores y el mercado de aves. Eso durante el día es lo que más me gustó de hong kong. Hay que caminar bastante pero se puede llegar caminando por nathan road como media hora para arriba, y si no, metro.

    Me ha gustado lo de la cucharacha y el cepillo de dientes, yo me los lavé en ese mismo hostal mirándola fijamente...(ya te contaré mi experiencia con la rata, mi pie, la lluvia y Bangkok)


    suerte!! y besos

    ResponderEliminar
  2. CUC! Saqué MUCHAS fotos para vos!

    Sergio! No sólo me fui de HK sino que estoy en Europa desde... HOY! :) Qué fácil es la vida en Europa... Jeje.

    ResponderEliminar
  3. Buenísimas las fotos de HK!!! Y como siempre, tus historias me atrapan, parece que estuviera ahi con vos mirando la cucaracha o pensando en la luz que se apaga a los diez segundos...igualmente te faltan contar los dias que no escribiste, desde que entraste a ese hostal peligroso antes de llegar a HK, pero bueno, me lo contas cuando vuelvas.
    te mando besos,
    meritttt

    ResponderEliminar